Calidad y Tradición

Características Nutricionales

Los cereales constituyen alimento básico en toda dieta pero mucho más lo es en las edades de crecimiento al aportar proteínas, minerales, vitaminas, grasas (en forma de ácidos grasos esenciales) e hidratos de carbono complejos, lo que se traduce en valores energéticos muy positivos y necesarios para el crecimiento.

Si esto es así para los cereales a nivel genérico, se refuerza en las variedades tradicionales de las islas. Los análisis realizados con el trigo barbilla sitúan el valor proteínico entre el 13,7 y 18,2%, muy por encima de las variedades de trigo importadas, según lotes y zona de recolección. Además, en ningún caso se ha alcanzado el 70% de almidón a diferencia de muchos de los productos elaborados tipo corn flakes que forman parte de los desayunos juveniles, sin justificación desde el punto de vista nutricional.

De esto se desprende la excepcional calidad de nuestro cereal, más aún si se trata de variedades tradicionales.